sábado, 2 de abril de 2011

El libro.

No sé, ni puedo
concentrarme,
me paso las tardes
leyendo aquel libro
que me regalaste,
pero con tan sólo
abrirlo te recuerdo
y no me pongo
de acuerdo
imágenes tuyas
me asaltan.
Entonces cierro el libro,
lo dejo sobre
el césped
y me alejo,
no quiero tus recuerdos
quiero que
se alejen de mí
y vuelen
lejos.

2 comentarios: